Ahorre costes energéticos & invierta en el futuro


Protección al fuego

La celulosa tiene propiedades ignífugas gracias a los aditivos que contiene. Cuando se acerca una llama de fuego al material de celulosa, la celulosa no sale ardiendo sino que se enegrece creando una capa negra de protección, similar a un proceso de oxidación, protegiendo del fuego a la celulosa que tiene bajo dicha capa.

(ver imágenes 1 a 3)

imagen 1                    imagen 2              imagen 3

Es por ello que frente a otros aislantes conocidos como son el poliuretano, el poliuretano expandido o extruido, la espuma aislante, etc.., tiene un comportamiento ingífugo mucho mas favorable. El material está clasificado respecto a la inflamabilidad como material de la clase B-d0-s2 para epesores > 100mm y D, d0-S2 para espesores > 40 mm.

Debido a estas propiedades ignífugas se puede utilizar tembién como material retardante al fuego que protege estructuras entre 30 min y 90 min, revestido a tal efecto con láminas de yeso, signifia que ISOFLOC se puede utlizar para proteger elementos estructurales al fuego, contribuyendo a que éstos resistan entre 30 y 90 minutos al fuego.

Los aislantes en la construcción suelen estar ocultos en cámaras o entre forjado y cubierta en zonas en las que habitualmente no existe riesgo de incendio. No obstante debido a que el material de celulosa alcanza su temperatura de autocombustión  a los 250 grados Cº, nuestos instaladores consideran las siguientes precuaciones durante la instalación:

  • Focos halógenos: Ya que los focos halógenos, pueden alcanzar temperaturas de mas de 300 grados K, y pueden estar asociados a transformadores se sustituyen por halógenos tipo LED que no se calientan.
Recomendamos colocar LED de alta gama tipo POWER LED de LEXMAN, 20.000h, 7.5 Watios equivalentes aun rendimiento de halógenos de 35 W, con una termperatura lumínica de 3.000 K. Con ello se contribuye además a ahorrar energía y cuidar el medio ambiente.



  • En zonas próximas a chimineas que pueden llegar a tener temperaturas superiores a los 500 grados K no se insufla isofloc, sino que se insufla lana de roca.
  • Es recomedable que las temperaturas de elementos constructivos o instalaciones de la vivienda en contacto con el material no exceda los 90 grados centígrados temporalmente o los 60 grados permanentemente.